domingo, 18 de mayo de 2014

Museo Cerralbo, por fin te conozco.

Durante mi época de estudiante viví varios años en el barrio de Argüelles, en la calle Juan Álvarez Mendizábal. Mi padre siempre me decía que tenía que ir al Museo Cerralbo, que era precioso. El museo estaba a unos 500 m. de mi casa. Por aquel entonces yo tenía una cierta alergia a los museos, por lo que nunca fui (hasta ahora), así que siempre lo tuve como una asignatura pendiente. Hace unos días y superada la alergia con creces, después de más de 20 años, convencí a parte de mi familia y me fui a verlo, y la verdad, mi padre, como casi siempre, tenía razón; es una preciosidad.

La casa de los Marqueses de Cerralbo, hoy Museo Cerralbo, está situada en la C/ Ventura Rodríguez, 17. Es un palacio de finales del siglo XIX donde vivieron los marqueses de Cerralbo y los dos hijos de un anterior matrimonio de la marquesa. Los marqueses eran coleccionistas de arte y el palacio era a la vez residencia privada y galería de arte, donde se exhibían todas las piezas que iban adquiriendo en sus viajes. Además de coleccionista, el marqués era arqueólogo. A su muerte en 1922, muchos de sus hallazgos fueron donados al Museo Arqueológico Nacional y al Museo Nacional de Ciencias Naturales y el resto, el Palacio y sus colecciones, al Estado español, que lo convirtió en Museo Cerralbo. Hoy pertenece al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, junto con otros museos maravillosos de los que en un futuro espero contaros.

*Las fotos no son de mucha calidad pues están hechas con el móvil, pero dan una idea de la grandiosidad del Museo.

A la izda, retrato de los Marqueses de Cerralbo, Don Enrique y Doña Inocencia. A la dcha. templete del jardín, en la confluencia de las calles Ventura Rodríguez y Juan Álvarez Mendizábal.



Al Museo se accede por la Escalera de Honor, cuya balaustrada es de mármol y forja.





En una de las paredes, un cuadro que me resultó curioso, porque aparece La Coruña.





En la planta baja se puede visitar el Jardín, con un estanque y bustos de figuras romanas y un jabalí de mármol procedente del Palacio de Medinaceli.




Curiosamente, el jardín, así como otras estancias del palacio, se pueden alquilar para celebraciones o eventos privados.

En la primera planta o Entresuelo están las habitaciones privadas de la familia y salones donde se recibía a las visitas de confianza. Destaca la Sala de las Columnitas, donde se reunían los caballeros a fumar, mientras admiraban las esculturas dispuestas sobre la mesa central.

La planta segunda alberga la armería, el vestidor, la biblioteca, donde se conservan una gran colección de libros de temas variados y manuscritos de gran valor, tres galerías inspiradas en las de los palacios italianos donde se pueden admirar las colecciones de los marqueses, la sala de billar, el despacho y el salón de baile, que parece sacado de la película de Sissi Emperatriz.

A la izda, la sala de billar, con altos divanes donde se sentaban las damas mientras los caballeros jugaban. A la dcha. una de las Galerías.



La sala de Baile.


Como curiosidad, los baños.

A la izda., el aseo, que conserva el lavabo de mármol original. A la dcha., la sala de baño, que no era muy frecuente ver como estancia independiente y en la que destaca la grifería, de agua fría y agua caliente, lo que tampoco era muy común en aquella época.



Destaca la gran cantidad de objetos decorativos de todos los estilos.






Y la diversidad de pinturas, dibujos, tapices...etc. que adornan sus paredes.

En las paredes pinturas de los siglos XVI al XIX. Podemos contemplar obras de Zurbarán , El Greco, Ribera, Alonso Cano, entre otros. A la izda, La Inmaculada de Zurbarán. 


Pinturas en paredes y techos.


El conjunto expuesto en el Museo Cerralbo fue considerado como una de las colecciones privadas más importantes y más completas del país de la época.
El Museo se puede visitar de martes a sábado de 9,30 a 15 h., jueves no festivos de 17 a 20 h. y los domingos de 10 a 15 h.
Os lo recomiendo, y también que no tardéis tantos años como yo en ir a visitarlo, aunque ya se sabe que más vale tarde que nunca...




lunes, 21 de abril de 2014

¿Somos todos un poco cavernícolas?

El otro día fui al teatro a ver La Cavernícola. No he visto la versión masculina, de Nancho Novo, pero me han dicho que está fenomenal, sus 5 temporadas en cartel dan buena muestra de ello.
Yolanda Ramos, ex La Cubana, es la protagonista de esta obra de una hora y media de duración llena de topicazos de las relaciones hombre/mujer pero contados con humor, frescura y algo de improvisación. La historia comienza en el momento en que, celebrando la típica despedida de soltera que le habían preparado sus amigas, sale de la sala para preguntarse, la noche antes de su boda, por qué se casa. A partir de ahí, empieza a rajar de su novio y de su relación... aunque no todo es poner verde a los hombres, en el fondo deja entrever que las mujeres también tenemos algo de cavernícolas.






Total, que el buen rato y las risas están garantizadas.
Por poco menos de 20 € merece la pena ir a desconectar un poco de la rutina del día a día. El teatro tiene eso, te atrapa de tal manera que por unas horas puedes olvidarte del mundo y meterte de lleno en otra historia. La siguiente que me apunto, del mismo director, Toc-Toc, creo que también es buenísima, espero poder confirmarlo pronto.
La Cavernícola se representa en el Pequeño Teatro Gran Vía, que tiene su entrada por el Teatro Compact Gran Vía, pero está en la planta baja del mismo, en C/ Gran Vía, 66.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Parques de Madrid: Quinta de los Molinos


Se encuentra en el nº 527 de la calle de Alcalá, en el Barrio de San Blas, y es, posiblemente, uno de los jardines menos conocidos de Madrid. La Quinta de los Molinos está catalogado como Parque Histórico en el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid.
El jardín, con 21 hectáreas, perteneció al arquitecto César Cort, el cual, como nos cuenta Enrique F. Rojo en el número de Marzo de la revista Plácet, fue adquiriendo tierras y dibujando en ellas un paisaje que le recordaba a su Alicante natal, trazando caminos y canales, construyendo albercas y estanques, plantando olivos, pinos, árboles de sombra y, sobre todo, almendros, que en esta época del año, forman un paisaje espectacular.

Entrada por la calle Alcalá


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 












Uno de los dos molinos de viento que dan nombre al parque.




 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
El palacete, un edificio de tres plantas y un torreón, se rehabilitó en 2004 y se acondicionó para varios usos, uno de los cuales iba a ser convertirlo en oficina de la candidatura olímpica de Madrid 2012, pero no pudo ser. Actualmente permanece cerrado.
 
El paseo es muy agradable, aunque demasiado "concurrido" (también es verdad que ahora es la mejor época para ver los almendros en todo su esplendor). Es perfecto para caminar, hacer picnic, jugar con los niños a la pelota... Pero no apto para bicis, apenas hay unos cuantos caminos asfaltados, el resto son de tierra, y para acceder al palacete, hay que hacerlo a través de escaleras.
 
El Parque permanece abierto todos los días, de lunes a domingo, de 6:30 a 22 horas. Sin duda, ahora que el tiempo lo permite, es un buen momento para acercarse y poder disfrutar de un buen paseo por sus caminos, rodeados de tanta maravilla.

sábado, 15 de febrero de 2014

Madrid desde otro punto de vista

Me habían dicho que las vistas desde el espacio gourmet de El Corte Inglés de Callao eran impresionantes y el otro día pasaba por allí y subí a comprobarlo. Es verdad que ni la hora (ya atardeciendo) ni el tiempo que hacía (nublado y lluvioso) acompañaban mucho pero la verdad es que sí, las vistas son espectaculares. Gourmet Experience, se llama el espacio.

En la entrada, un supermercado con productos gourmet de todo tipo (alimentación y bebidas).




... y alrededor, varios stands de restauración, entre los que se encuentran La Máquina, Harina, Amorino, Sreet Xo... por nombrar algunos.

Sreet Xo, del chef de DiverXo, David Muñoz (tres estrellas Michelín).


Pero el verdadero lujo de este sitio es acercarse a los ventanales del fondo, desde donde se puede ver la plaza de Callao, la Gran Vía y a lo lejos algunos edificios emblemáticos de Madrid.


Plaza de Callao











 
 
Gran Vía


 
Otro sitio para disfrutar de Madrid desde las alturas...
 

jueves, 16 de enero de 2014

Mundo Benefit

Entró en nuestro país de la mano de Sephora, poco a poco fue aumentando su presencia abriendo corners en El Corte Inglés y hoy, después de 7 años, puede presumir de ser la primera marca de cosmética del grupo LVMH en abrir su primera Boutique a pie de calle en España, concretamente el la C/ Ayala, 19, en pleno barrio de Salamanca de Madrid.

Fachada


Las marca fue creada en San Francisco en 1976 por las gemelas Ford, cuya foto preside una de las paredes de la tienda, bajo el nombre de The Face Place. El nombre de Benefit nace tras un viaje a Italia en el que se enamoraron de la palabra Bene y pensaron en "algo que pegue con bene" ("fits with bene"), y de ahí surgió Fit+Bene= Benefit.



Jean y Jane Ford

Su éxito no reside sólo en la en la calidad de sus productos, sino también en sus vistosos packagings y en sus nombres tan originales. Todo con una estética muy pin up.








 
 

La tienda lleva abierta un par de meses, pero hoy fue la presentación a la prensa, al más puro estilo Benefit.

video




Mmmm..el catering. La tarta de purpurina era total!!


Además de todos sus productos, allí encontrarás sus famosos Brow Bar, o Bares de Cejas, donde hacen un diseño personalizado de tus cejas con el Brow Maping, una técnica que permite diseñar las cejas ideales para cada fisionomía. (22 €). También ofrecen tinte y puesta de pestañas postizas (25 y 21,50 €).




Otro de los servicios más solicitados es el bronceado corporal con aerógrafo, (29 €) la verdad es que queda super natural. Lo llevaba Marta, la responsable de prensa, y todas al verla le dijimos lo mismo: qué guapa, qué morena, ¿dónde has estado? Parecía que venía de la playa...

También hay cabina de depilación (con cera).

Y, por supuesto, Beauty Parties (cumpleaños, despedidas de solteras...) superdivertidas desde 25 € por persona.

Esta es una de las muchas presentaciones a las que tengo la suerte de asistir habitualmente y que iré comentando y compartiendo con vosotros. Espero que os guste.